Ir a inicio Ir a conoce la web  
 
 
 
 
 
 
  - Menú principal (para acceder sitúa el cursor encima de las cuatro opciones disponibles)
 
  Profe de sociales es la web educativa del profesor David Ruiz Becerra. Es una página especializada en el desarrollo curricular de las materias propias del Departamento de Geografía e Historia de la enseñanza secundaria.
 
Museo del Prado Volver
  Ir a actividades

Colección

El Museo Nacional del Prado (Madrid) es uno de los más importantes del mundo, así como uno de los más visitados. Alfonso E. Pérez Sánchez, antiguo director de la institución, afirmaba que: "representa a los ojos del mundo lo más significativo de nuestra cultura y lo más brillante y perdurable de nuestra historia".

Singularmente rico en cuadros de maestros europeos de los siglos XVI al XIX, su principal atractivo radica en la amplia presencia de Velázquez, El Greco, Goya (el artista más extensamente representado en la colección), Tiziano, Rubens y El Bosco, de los que posee las mejores y más extensas colecciones que existen a nivel mundial, a lo que hay que sumar destacados conjuntos de autores tan importantes como Murillo, Ribera, Zurbarán, Rafael, Veronese, Tintoretto o Van Dyck, por citar solo algunos de los más relevantes.

El inventario de bienes artísticos comprende: 27.509 objetos, desglosados en 7.825 pinturas, 8.637 dibujos, 5.493 grabados y 34 matrices de estampación, 932 esculturas (además de 154 fragmentos), 1.101 piezas de artes decorativas, 38 armas y armaduras, 2.155 medallas y monedas, 981 fotografías, 4 libros y 155 mapas (cifras del año 2012) Actualmente, y tras la ampliación efectuada por Rafael Moneo expone 1.150 obras de arte

Al igual que otros grandes museos europeos, como el Louvre de París y los Uffizi de Florencia, el Prado debe su origen a la afición coleccionista de las dinastías gobernantes a lo largo de varios siglos. Refleja los gustos personales de los reyes españoles y su red de alianzas y sus enemistades políticas, por lo que es una colección asimétrica, insuperable en determinados artistas y estilos, y limitada en otros. Sólo desde el siglo XX se procura, con resultados desiguales, solventar las ausencias más notorias.

El Prado no es un museo enciclopédico al estilo del Museo del Louvre, el Hermitage, la National Gallery de Londres, o incluso (a una escala mucho más reducida) el vecino Museo Thyssen-Bornemisza, que tienen obras de prácticamente todas las escuelas y épocas. Por el contrario, es una colección intensa y distinguida, formada esencialmente por unos pocos reyes aficionados al arte, donde muchas obras fueron creadas por encargo. El núcleo procedente de la Colección Real se ha ido complementando con aportaciones posteriores, que apenas han desdibujado su perfil inicial. Muchos expertos la consideran una colección "de pintores admirados por pintores", enseñanza inagotable para nuevas generaciones de artistas, desde Manet, Renoir y Toulouse-Lautrec, que visitaron el museo en el siglo XIX, hasta Picasso, Matisse, Dalí, Francis Bacon y Antonio Saura, quien decía: "Este museo no es el más extenso, pero sí el más intenso".

Las escuelas pictóricas de España, Flandes e Italia (sobre todo Venecia) ostentan el protagonismo en el Prado, seguidas por el fondo francés, más limitado si bien incluye buenos ejemplos de Nicolas Poussin y Claudio de Lorena, la alemana (con cuatro obras de Durero y múltiples retratos de Mengs), así como un breve repertorio de pintura británica, circunscrito casi al género del retrato, y pintura holandesa, una sección no demasiado amplia pero que incluye a Rembrandt.

Aunque sean aspectos menos conocidos, el museo cuenta también con una importante sección de Artes decorativas (Tesoro del Delfín) y con una colección de esculturas, en la que destacan las greco-romanas.

Origen del Museo

El germen del museo se suele datar en el siglo XVIII, época en la que se sucedieron varias propuestas para la creación de un centro que albergase fondos selectos de las bellas artes. Ahora bien, la idea de un museo de artes en España propiamente dicho surgió en época del reinado de Fernando VI (alrededor de 1757) debido al fuerte impulso que desarrolló para tal labor su esposa, Bárbara de Braganza. Sin embargo, la muerte de ésta en 1758 hizo abandonar la idea. Su sucesor, Carlos III, abandonó el proyecto modificándolo por la creación de un Museo dedicado a las ciencias naturales. Para ello, se encargó la construcción del mismo a Juan de Villanueva. Las obras se desarrollaron a buen ritmo, aunque dicho rey no llegó a verlas concluidas.

Planta y perfil del edificio diseñado por Juan de Villanueva
Planta y perfil del edificio diseñado por Juan de Villanueva

Fue en tiempos de su hijo, Carlos IV, cuando el edificio del Paseo del Prado quedó casi concluido, pero su futuro uso distaba de quedar claro. Carlos IV pensó en retomar el proyecto de una pinacoteca perfilado en tiempos de su tío Fernando VI, pero la parálisis económica del reino, aunada al estallido de la Revolución francesa impidió su realización.

En 1808, Napoleón Bonaparte invadió España desatando así la Guerra de la Independencia Española. José Bonaparte, hermano del soberano francés, fue nombrado rey de España en sustitución de Carlos IV. Este rey fue quien realmente plasmó por escrito la creación del actual Museo del Prado bajo el nombre de Museo Josefino. Con la creación de dicha institución, José Bonaparte pretendía emular a otras cortes europeas, que ya contaban con museos similares, y de paso frenar el expolio de arte español que en buena medida era propiciado por su propio hermano Napoleón. La inestabilidad del gobierno de Bonaparte impidió el desarrollo de la obra. El decreto de fundación, con todo, llegó a publicarse el 21 de diciembre de 1809.

Tras la ocupación francesa, Fernando VII fue proclamado nuevo monarca de España y regresó triunfante a Madrid en 1814. En ese mismo año, el rey se mostró receptivo a las propuestas de su esposa, Isabel de Braganza, sobre el proyecto del museo. Es más, siguiendo las indicaciones de su esposa, que quería crear el museo pictórico en el edificio creado por Villanueva, Fernando VII aportó dinero de su "bolsa personal" para techar y acondicionar unas pocas salas, dañadas tras la invasión francesa.

Isabel de Braganza murió en 1818 y no llegó a ver concluida su obra. El rey decidió contraer matrimonio nuevamente. Con motivo de la celebración del matrimonio entre Fernando VII de España, y su tercera esposa María Josefa Amalia de Sajonia, el Prado fue inaugurado el 19 de noviembre de 1819, bajo el nombre de Museo Real de Pintura y Escultura. Esta nueva institución albergaba apenas en sus inicios cerca de trescientas once pinturas, destacando cuadros de Diego Velázquez, Juan de Juanes, Claudio Coello, Francisco de Goya (aún vivo) y José de Madrazo. Gracias al apoyo recibido por Fernando VII, hacia 1827 el Prado ya contaba con cerca de cuatro mil obras, dándole así un prestigio en los altos círculos del arte europeo. Prestigio que, independientemente del signo político instaurado en el país, ha mantenido hasta la actualidad.

Imagen del Museo del Prado en la actualidad
Imagen del Museo del Prado en la actualidad
actividades.gif

Contesta a las siguientes preguntas cortas. A medida que vayas viendo otras secciones las actividades eran eran incrementando en profundidad

1º. Han sido varias las mujeres que han tenido una gran importancia en la historia del Museo del Prado. ¿Podrías citar sus nombres?

2º. Inicialmente, el edificio que alberga actualmente el Museo del Prado no tenía el objetivo de acoger una colección pictórica. ¿Cuál era su inicial finalidad? ¿Por qué crees que Carlos III estaba más interesado en ese tipo de Museo que en uno meramente pictórico?

3º. Enumera el nombre de los pintores más representativos que exponen sus obras en el Museo del Prado. ¿Conoces alguna de sus cuadros? ¿Podrías decir el nombre de alguno?

4º. ¿De dónde qué colección proceden la gran parte de las obra del Prado?

5º. ¿Cuál es la idea principal del siguiente texto?

"El Museo Nacional del Prado, desde que fue inaugurado en 1819 y a lo largo de su historia centenaria, ha cumplido con la alta misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal. El puesto que ocupa el Museo del Prado como relevante institución cultural de nuestro país se fundamenta en la extraordinaria riqueza de sus colecciones, cuyo valor artístico e identidad histórica se asientan en un singular origen y ejemplar formación. En grandes rasgos, su patrimonio actual se basa en la integración de la colección de los Reyes de España, los fondos del decimonónico Museo de la Trinidad procedentes de instituciones religiosas desamortizadas, y, finalmente, un siglo más tarde, las obras del siglo XIX segregadas del también desaparecido Museo de Arte Moderno." (Ley del Museo del Prado)
Ir a la siguiente sección
 
 
Diccionarios
Ir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua española (RAE) Ir a diccionario de términos históricos Ir a diccionario de términos geográficos
Material educativo
Ir a mapas Ir a atlas histórico
Ir al comentario de texto histórico Ir a cómo citar fuentes
Ir a cómo hacer un buen esquema Ir a crear un eje cronológico
Foro educativo
 
Ir a cómo hacer una revista escolar
 
 
Portal de Educación Delphos Papás 2.0. IES Blas de Prado CRFP Legislación
MAPA WEB www.profedesociales.com © TOLEDO CONTACTA
Ver revista Saber Consumir Ir a Inicio Ir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua española (RAE) Ir a diccionario de términos históricos Ir a diccionario de términos geográficos