Ir a inicio Ir a conoce la web  
 
 
 
 
 
 
  - Menú principal (para acceder sitúa el cursor encima de las cuatro opciones disponibles)
 
  Profe de sociales es la web educativa del profesor David Ruiz Becerra. Es una página especializada en el desarrollo curricular de las materias propias del Departamento de Geografía e Historia de la enseñanza secundaria.
 
Temario Actividades Presentaciones Audiovisuales
Unidad 3. La Revolución Industrial. Temario
  1. Definición.
  2. Antecedentes fundamentales de la Revolución Industrial.
  3. La Revolución Industrial en Inglaterra (1780-1850)
  4. La Segunda Revolución Industrial (1870-1914)
  5. Consecuencias de la Revolución Industrial.
  6. Marxismo, anarquismo e internacionalismo.
TEMA 3. LA INDUSTRIALIZACIÓN DE LAS SOCIEDADES
Ir a presentación idónea para seguir la unidad didáctica

1º. Definición
La Revolución Industrial fue el resultado de un conjunto de cambios económicos y tecnológicos, que se produjeron por primera vez en Gran Bretaña a mediados del siglo XVIII, y que dieron lugar a una profunda transformación de la economía y la sociedad.

2º. Antecedentes fundamentales de la Revolución Industrial
2.1. LA REVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA
Desde mediados del siglo XVIII, la población europea inició un proceso de crecimiento que se conoce como revolución demográfica. Ahora bien, el ritmo de crecimiento de la población fue mayor y más rápido en Gran Bretaña, cuya población se duplicó a lo largo del siglo XVIII (de 5 a 10 millones) Las causas de este cambio demográfico fueron:

  • Aumento de la producción de alimentos.
  • La mejora en las condiciones higiénicas y sanitarias.

Como consecuencia se produjo una disminución de la mortalidad y, a la vez, un ligero incremento de la natalidad, con lo que aumentó la esperanza de vida de 38 a 50 años a lo largo del siglo XIX.

2.2. LA REVOLUCIÓN AGRÍCOLA
El incremento de la población provocó un aumento de la demanda de alimentos y, como resultado, el alza de los precios agrícolas, hecho que estimuló a los propietarios a mejorar la producción. Todo ello se consiguió debido a:

  • Se aprobaron leyes que ponían fin al antiguo sistema señorial, por lo que se aceptaba la propiedad privada en la tierra y la libre explotación de la misma.
  • Mejora en las técnicas de cultivos: se sustituyó el sistema trienal con barbecho por el sistema Norfolk (sistema cuatrienal en la que ninguna parte se quedaba en barbecho)
  • La introducción de nuevos cultivos, como el maíz o la patata.

2.3. LAS INNOVACIONES TECNOLÓGICAS
Uno de los factores que más contribuyeron al éxito de la Revolución Industrial fue la iniciación de un proceso continuo de innovación tecnológica, que transformó radicalmente las condiciones de producción. Pero también fue preciso que cambiara la mentalidad de los empresarios para que se decidieran a aplicar efectivamente las nuevas técnicas.

1º. La nueva tecnología
Uno de los rasgos más llamativos de las etapas iniciales de la Revolución Industrial es la enorme acumulación de invenciones técnicas que se acelera desde la década de 1.750.

Los inventos más importantes se llevaron en la industria textil (máquina de hilar y telar mecánico), siderurgia con la utilización del coque como combustible en altos hornos)… El progreso técnico más decisivo fue la máquina de vapor inventada por James Watt en 1769, porque proporcionó una nueva fuente de energía a todos los sectores industriales.

Las principales consecuencias económicas de los inventos son los siguientes:

  • Provocaron un inmenso y rápido incremento de la producción industrial.
  • Hicieron bajar los precios de los productos industriales, al reducir sus costes de producción.
  • Redujeron el tiempo del periodo de producción y en consecuencia, permitieron un gran ahorro de mano de obra.

2º. Cambios en la actitud de los empresarios
Dos estímulos hicieron cambiar la actitud de los empresarios y adoptar nuevas técnicas:

  • La ampliación de la demanda de determinados productos industriales.
  • La adopción de nuevas técnicas que incrementaron los beneficios disminuyendo los costes de producción.

Ir a audiovisual sobre los orígenes de la Revolución Industrial

3º. La revolución industrial en Inglaterra (1780-1850)
Hacia 1.780 se inicia en Inglaterra el proceso de la Revolución Industrial. En muy poco tiempo la estructura económica británica cambió. Con el empleo de nuevas fuentes de energía (carbón y vapor) algunos sectores industriales, como la siderurgia y la industria algodonera, renovaron totalmente la tecnología y multiplicaron la capacidad productiva. Hacia 1.850, Inglaterra había concluido su industrialización.

3.1. LAS NUEVAS FUENTES DE ENERGÍA
Las máquinas necesitaban de fuentes de energía que permitieran su funcionamiento automático. Estas nuevas fuentes de energía fueron:

1º. La hulla (un determinado tipo de carbón)
Las máquinas de vapor utilizaron la hulla como único combustible por no presentar ninguna dificultad de tipo técnico. En sus tres principales aplicaciones: bomba elevadoras de agua en las minas, generadores de fuerza motriz para la maquinaria industrial y, sobre todo, con las locomotoras de ferrocarril y barcos de vapor.

2º. El vapor
La máquina de vapor vino a suplir los grandes inconvenientes que presentaban el viento y el agua como fuerza motriz (molinos…) El escoces James Watt fue el que convirtió la máquina de vapor en el verdadero motor de la Revolución industrial.

Hacia 1.800 la máquina de vapor se aplicó al transporte: barcos, automóviles, locomotora de vapor… A mediados del s. XIX, la máquina de vapor era ya la principal fuente de energía de la industria y del transporte.

3.2. LA INDUSTRIA ALGODONERA
La industria algodonera fue el sector piloto de la Revolución Industrial británica. Los principales progresos técnicos fueron los siguientes:

  • La máquina cardadora.
  • Sobre todo, la lanzadera volante de John Kay (1.733) que duplicaba el rendimiento del telar manual.
  • La máquina hiladora de husos múltiples (spinning-jenny) que multiplicaba entre 6 y 24 veces el rendimiento.
  • La máquina hiladora continua (water-frame), impulsada por máquina a vapor.
  • Finalmente, el telar mecánico completó el proceso de mecanización textil.

3.3. LA INDUSTRIA SIDERÚRGICA
Otro sector pionero de la industrialización fue la siderurgia. Ya anteriormente se fabricaba hierro, pero era en pequeñas cantidades puesto que los hornos funcionaban con carbón vegetal. El invento que permitió una mayor producción de hierro fue la utilización, por Darby, del carbón de coque, de gran potencia calorífica. Más tarde, Bessemer inventó un convertidor para transformar el hierro en acero. Ir a actividad:Trabajamos con gráficos de la Revolución Industrial


3.4. LA ERA DEL FERROCARRIL
Con anterioridad a la Revolución Industrial, el ferrocarril se utilizaba en las minas para transportar el mineral en vagonetas. Ahora bien, el fenómeno realmente innovador fue la invención de la locomotora de Stephenson (1829), que accionaba el ferrocarril mediante una máquina a vapor.

Tras este hallazgo, el ferrocarril empezó a interesar a los empresarios. La primera línea férrea que se construyó fue la que uniría el centro algodonero de Manchester con el puerto de Liverpool (1.830) a través de la locomotora “Rocket” de Stepenshon.

El ferrocarril provocó:

  • Una revolución en los sistemas de transporte y el comercio interior británico.
  • Mantuvo, durante años, la producción elevada de aceros.
  • Acaparó a una gran cantidad de mano de obra.
  • Atrajo inversiones.

Ir a actividad sobre la revolución de los transportes: el ferrocarril

3.5. EL CAPITALISMO INDUSTRIAL
La Revolución Industrial dio lugar al capitalismo como modelo económico y el liberalismo como doctrina política que lo sustentaba.

Los principios del liberalismo, definidos por una serie de economistas ingleses entre los que destaca Adam Smith (considerado el padre del liberalismo), son los siguientes:

  • El interés personal y la búsqueda del máximo beneficio es el motor de la economía.
  • Los diversos intereses se equilibran en el mercado gracias a la Ley de la Oferta y la Demanda.
  • El Estado no interviene en la economía y permite el libre desarrollo de los intereses particulares (librecambio)

A partir de estos principios se desarrollan los bancos (que suministraban capital a las empresas (préstamos), actuaban de inversores directos (compra de acciones) y facilitaban los pagos mediante cheques y letras de cambio); las sociedades anónimas (mediante las cuales el capital que requiere una empresa es fraccionado en partes, denominadas acciones. Éstas pueden ser adquiridas y vendidas por cualquier particular en una institución especializada: la bolsa de valores); etc.

4º. La segunda Revolución Industrial (1870-1914)
A finales del siglo XIX, el mundo entró en una nueva fase del proceso de industrialización: la Segunda Revolución Industrial, en cual el liderazgo económico de Gran Bretaña empezó a ser compartido con nuevas potencias industriales como Alemania, Estados Unidos y Japón.

La Segunda Revolución Industrial se caracteriza por:

1º. Aparición de nuevas fuentes de energía y el motor de combustión o explosión interna

  • El petróleo. Comenzó a extraerse en Estados Unidos a mediados del siglo XIX. La invención del motor de explosión posibilitó su utilización como combustible o explosión para los automóviles (1885)
  • Motor de combustión o explosión. Este invento provocó un gran desarrollo de los medios de transporte (automóvil, barcos, aviones…) Los primeros intentos se realización a base de gas y aceites pesados, pero es el motor de gasolina y gasoil el que realmente triunfa. El primer motor gasolina de rendimiento aceptable fue construido por el alemán Daimler, en 1.885. Fue otro alemán, K. Benz, el primero en aplicar dicho motor al automóvil en 1.893.
  • La electricidad. En 1.800 Volta inventó su famosa pila.

2º. La nueva metalurgia
El descubrimiento desde 1.850 de nuevas aleaciones metálicas e, incluso, de nuevos metales revolucionó la tecnología industrial, cuyos avances fueron los siguientes:

  • El acero.
  • El níquel.
  • El aluminio. Es el metal por excelencia de la Segunda Revolución Industrial, descubierto en 1.845 por Wökler.

3º. La química industrial moderna
Aunque conoció su primera fase en la Revolución Industrial inglesa, su gran momento está en la segunda mitad del s. XIX:

  • La sosa.
  • Los colorantes artificiales.
  • Los explosivos. Hasta mediados del s. XIX prácticamente el único explosivo conocido para fines civiles y militares era la pólvora. Posteriormente, Alfred Nobel descubre la dinamita, mezcla de nitroglicerina y un determinado tipo de arcilla. Ir a audiovisual sobre Alfred Nobel y la dinamita
  • Abonos químicos. Su difusión se debe a la demanda de fertilizantes por parte de la nueva agricultura.

Ir a presentación sobre los inventos más importantes de las dos Revoluciones industriales

4º. Una nueva organización industrial
A finales del siglo XIX, la organización de la producción se orientó hacia la fabricación en serie como la mejor manera de aumentar la productividad, disminuir el tiempo empleado y reducir los costes de fabricación.

Este nuevo método se conoce con el nombre de taylorismo, que consiste en la fabricación en cadena es decir, la división del proceso de producción en tareas muy específicas utilizando máquinas de gran precisión. Este sistema de producción nació en Estados Unidos, y la fábrica de automóviles Ford fue una de las primeras en implantarlo.

Las elevadas inversiones de capital que requerían las innovaciones tecnológicas estimularon la concentración industrial (unión o fusión de empresas) y las empresas se hicieron cada vez mayores.
Además, para restringir la competencia se firmaron acuerdos entre empresas con el objetivo de fijar precios y establecer áreas de influencia. Así nacieron el cartel (acueros entre diferentes empresas), el trust (fusión de empresas), el holding (grupo financiero que posee la mayoría de las acciones de un conjunto de empresas y bancos) y el monopolio (derecho exclusivo de una empresa a comercializar un producto)

5º. Consecuencias de la Revolución Industrial
En el nuevo sistema industrial, las diferencias no se establecían, como en el Antiguo Régimen, por nacimiento sino por riqueza. Por tanto, la vieja sociedad estamental dio paso a la sociedad de clases, estructurada principalmente en dos grandes grupos: la burguesía y el proletariado.

5.1. LA BURGUESÍA
La burguesía se convirtió en el grupo hegemónico, al ser la propietaria de las industrias y los negocios. En ocasiones se mezclaba con la antigua nobleza, al comprarle los títulos nobiliarios, y se estructuraba en tres grupos:

  • Gran burguesía. Compuesta por banqueros, rentistas y propietarios de grandes fábricas.
  • Mediana burguesía. Formada por profesionales liberales, funcionarios y comerciantes.
  • Pequeña burguesía. Conformado por un elevado número de empleados y tenderos.

5.2. EL PROLETARIADO
Los trabajadores de las fábricas formaban el proletariado industrial y urbano. Era el grupo más numeroso y desfavorecido en la nueva sociedad.

Al principio no existía ninguna legislación que fijase las condiciones laborales de los trabajadores. Por ello, que los salarios y las festividades eran establecidas arbitrariamente por los empresarios. Como consecuencias se daban jornadas laborales de 12 a 14 horas diarias, se obligaba a trabajar a los niños, etc. Ir a actividad sobre la película Tiempos Modernos de Charles Chaplin

6º. Marxismo, anarquismo e internacionalismo
En la nueva sociedad industrial, una serie de pensadores denunciaron las desigualdades creadas por el capitalismo y propusieron nuevos modelos de organización social.

6.1. EL MARXISMO Y EL SOCIALISMO
A mediados del siglo XIX, Karl Marx y Friedrich Engels denunciaron la explotación de la clase trabajadora y defendieron la necesidad de una revolución obrera para destruir el capitalismo. A través, de esa revolución, el proletariado conquistaría el poder político (dictadura del proletariado) y crearía un Estado obrero que socializaría la propiedad.

6.2. EL ANARQUISMO
El anarquismo reunió a un conjunto de pensadores (Proudhon, Bakunin, Kropotkin) que tenían en común tres principios básicos:

  • La exaltación de la libertad individual y de la solidaridad social.
  • La crítica a la propiedad privada y la defensa de formas de propiedad colectiva.
  • El rechazo a la autoridad, principalmente del Estado.

Defendían, por tanto, la acción revolucionaria de los obreros y campesinos para destruir el Estado y crear una nueva sociedad colectivista e igualitaria.

6.3. EL INTERNACIONALISMO
Marxistas y anarquistas defendían la necesidad de unir los esfuerzos de la clase obrera de todo el mundo para luchar contra el capitalismo (internacionalismo proletariado) A iniciativa de Marx, en 1864, se creó la Asociación Internacional de Trabajadores (I Internacional) a la que se unieron marxistas, anarquistas y sindicalistas. Pero las discrepancias entre marxistas y anarquistas la hicieron inviable.

De ahí, que en 1889, los socialistas fundaron en París la II Internacional (exclusivamente socialista), donde se crearon algunos de los símbolos de identidad del movimiento obrero, como el himno de La Internacional y la fiesta del Primero de Mayo (Día de los Trabajadores) Ir a actividad sobre las diferencias entre el marxismo y el anarquismo

Repasamos las ideas fundamentales de la Revolución Industrial

 
 
Diccionarios
Ir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua española (RAE) Ir a diccionario de términos históricos Ir a diccionario de términos geográficos
Material educativo
Ir a mapas Ir a atlas histórico
Ir al comentario de texto histórico Ir a cómo citar fuentes
Ir a cómo hacer un buen esquema Ir a crear un eje cronológico
Foro educativo
 
Ir a cómo hacer una revista escolar
 
 
Portal de Educación Delphos Papás 2.0. IES Blas de Prado CRFP Legislación
MAPA WEB www.profedesociales.com © TOLEDO CONTACTA
Ver revista Saber Consumir Ir a Inicio Ir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua española (RAE) Ir a diccionario de términos históricos Ir a diccionario de términos geográficos